mpdrolet
mpdrolet:

T&S Ry Track foreman’s watch, Escalon, CA, 1962
Richard Steinheimer

¿Y si el tiempo era mucho para mí? o ¿yo era mucho para él? no sé pero aquí nos encontramos con una indeterminada cantidad, siendo que en mi mente siempre preferí la calidad. Pensaba y pasaban los días, hacía mis monólogos para acompañarme o explicarme cosas, es como si tratara con un otro pero conmigo, nunca suficientemente loco pero nunca suficientemente normal y así  co-fluía la situación. Días y estaciones pasaban en el tren de la vida que nunca terminaba de andar para mis ojos jóvenes, para mi mente andante, para mi eterna mortalidad.

mpdrolet:

T&S Ry Track foreman’s watch, Escalon, CA, 1962

Richard Steinheimer

¿Y si el tiempo era mucho para mí? o ¿yo era mucho para él? no sé pero aquí nos encontramos con una indeterminada cantidad, siendo que en mi mente siempre preferí la calidad. Pensaba y pasaban los días, hacía mis monólogos para acompañarme o explicarme cosas, es como si tratara con un otro pero conmigo, nunca suficientemente loco pero nunca suficientemente normal y así  co-fluía la situación. Días y estaciones pasaban en el tren de la vida que nunca terminaba de andar para mis ojos jóvenes, para mi mente andante, para mi eterna mortalidad.

filosofodemierda
calms:

● vintage & indie blog ●

Te voy a interrogar me han dicho hoy y yo no tuve más que aceptar con una sonrisa coqueta. Iba al encuentro con el país de lo onírico con procesos primarios tanto como secundarios como escuché ayer. Instalada estaba en el sillón cuando de pronto caí en el sueño que no recuerdo.Ardillas incoherentes de hoy y ladridos de perros ahora, qué más decir … No sé qué escribir pues me encantaría hablar de la histeria colectiva pero de las noticias veo solo sesgos informativos.Mucho ánimo pal Norte Grande.

calms:

● vintage & indie blog 

Te voy a interrogar me han dicho hoy y yo no tuve más que aceptar con una sonrisa coqueta. Iba al encuentro con el país de lo onírico con procesos primarios tanto como secundarios como escuché ayer. Instalada estaba en el sillón cuando de pronto caí en el sueño que no recuerdo.
Ardillas incoherentes de hoy y ladridos de perros ahora, qué más decir … No sé qué escribir pues me encantaría hablar de la histeria colectiva pero de las noticias veo solo sesgos informativos.
Mucho ánimo pal Norte Grande.